como-hacer-fotos-nieve

Cómo hacer las mejores fotos en la nieve

El temporal Filomena ha teñido de blanco los paisajes de casi toda España. Las redes sociales se han llenado de instantáneas de paisajes nevados, tanto en campo como en ciudad, pero sacar buenas fotografías en la nieve no es tan sencillo.

El frío, la humedad y la gran reflectividad de la nieve, son factores que pueden jugar en tu contra a la hora de realizar una buena foto. Por ello, hemos recopilado una serie de consejos y trucos que seguro que te resultarán muy útiles para sacar las mejores fotos en la nieve.

consejos fotos nieve swisspro

Aprovecha las mejores horas

Es muy importante aprovechar la luz natural y sus matices para conseguir las mejores fotos. Seguro que has oído hablar alguna vez de la llamada “hora dorada”, es aquel momento del día en que el sol no incide directamente en la cámara y, por ello, se ven colores en el paisaje muy bonitos.

Este es el mejor momento para sacar tu cámara y hacer esas fotos tan increíbles en la nieve, no sólo dará una luz uniforme, sino que cambiará el color de la nieve ofreciendo unas tonalidades únicas.

Por ejemplo, si tomamos las fotos al atardecer podemos conseguir tonalidades naranjas o incluso rojas.

Usa fondos oscuros

Si quieres hacer fotos de la nieve cayendo es muy recomendable buscar un fondo oscuro para que así contraste. Además, si puedes, aumenta la velocidad de obturación para poder “congelar” la nieve al caer en las imágenes.

Ajusta la distancia focal

La longitud focal afecta mucho a la imagen en función del tipo de efecto que vamos a hacer.

La longitud focal larga tiene la capacidad de compactar una escena, cosa que nos resultará muy útil para captar imágenes de la caída de la nieve, ya que le puede dar una mirada muy estratificada con copos de nieve de diferentes tamaños.

Balance de blancos

Puede ser que al tomar tus fotos veas que la nieve, en lugar de blanca, tiene un tono azulado o grisáceo. No te preocupes, para arreglarlo sólo debes uitlizar el balance de blancos, haciendo una medición manual en un punto de tono intermedio.

La técnica más rápida y práctica es coger como referencia una zona de la escena que se encuentre ligeramente en sombra.

La importancia de un buen trípode

El trípode se convierte en nuestro mejor aliado en las fotografías de la nieve. Es cierto que en condiciones así la luz suele ser muy buena, pues al misma nieve ayuda a la difusión de la luz, pero puede que tu condición física sea la que te lleve a cometer errores.

Las bajas temperaturas juegan en nuestra contra a la hora de tomar una foto: la falta de sensibilidad en los dedos, el hecho de tener que usar guantes y así perder precisión o hasta el temblor, son factores que no nos favorecen a la hora de hacer la foto.

Para eliminar este problema, te recomendamos que consigas un buen trípode que te dará la estabilidad necesaria para lograr resultados óptimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Todas las Categorías